Jul27

Temple, gusto y oficio en Las Ventas

Categories // Noticias

Certamen de novilladas nocurnas

Temple, gusto y oficio en Las Ventas

Por segunda vez en 2018, Alejandro Gardel realizaba el paseíllo en la Plaza de Toros de Las Ventas, esta vez en el certamen de novilladas nocturnas para lidiar utreros de la ganadería La Ventana del Puerto.

Abriendo plaza anduvo templado, con paciencia logró bellos muletazos por ambos pitones con un gusto insaciable ante un manso novillo desde el inicio, demostrando oficio y rozando el trofeo de no ser por el acero.

Con el cuarto tuvo que torear a media altura, intentando ligar series al flojo oponente que perdía las manos al tercer muletazo, impidiendo así lucir faena. No fue por no querer, trasteo y a por los aceros.

Tocó aplicar oficio, colocación, un gusto destacado y derroche de templanza muy propia. Ese fue el sello que marcó Alejandro Gardel, pese a no conseguir trofeos.

CRÓNICA:

aplausos.es - La puerta de chiqueros se abrió en primer lugar para que apareciese por ella "Jabonoso II" con el hierro de La Ventana del Puerto. Armado en cornidelantero, suelto de carnes y bien proporcionado salió enterándose antes de pasar con escaso celo por el percal de Alejandro Gardel. El primer tercio transcurrió de forma deslucida debido a la mansedumbre y marcada querencia del animal hacia el lugar por el que había salido. Brega eficaz y templada de Raúl Cervantes y muy buen par de Ignacio Martín. Alejandro Gardel planteó el trasteo de muleta en el terreno cercano a la segunda raya de picadores, corriendo muy bien la mano con la diestra en dos series de notable factura. A "Jabonoso II" le faltó la raza que debe acompañar a la nobleza, por lo que su movilidad fue a menos y con ella el trasteo de un correcto Gardel. Bonitos ayudados por alto pusieron el broche a la labor del novillero antes de un pinchazo y una estocada baja de rápido efecto.

El cuarto del festejo fue el primer remiendo del hierro titular de la casa ganadera, Puerto de San Lorenzo. Hondo y cuajado, con hechuras ya más propias del cuatreño. "Cardilisto" mostró de salida su nobleza en las telas pero las energías justas para rematar los viajes. Se empleó con un solo pitón en los dos puyazos bien recetados por Israel de Pedro y se desmonteró Raúl Cervantes tras dos buenos pares de rehiletes. "Cardilisto" no se acordó de los mejores familiares de su reata pero tampoco planteó problemas irresolubles. Soso y sin entrega, brindó mejores acometidas cuando Alejandro Gardel acertó en perderle algunos pasos a derechas sin conseguir sacar agua de un pozo casi vacío. Pinchazo y estocada baja dieron con el utrero en tierra.

Agenda

No hay próximos eventos en esta categoría
Free Joomla! templates by AgeThemes